El presidente del Bloque Justicialista de diputados provinciales, Javier Hinojo, aseguró que la convocatoria a elecciones internas en el PJ Jujuy, que efectuara días pasados el vicegobernador de la provincia, Carlos Haquim, es ilegítima y reiteró que el justicialismo tiene que ser oposición y no estar de los dos lados del mostrador. Sostuvo además que es necesario y saludable el ejercicio de una democracia con un oficialismo que gobierna y una oposición que controla. “Ese equilibrio es indispensable en nuestro esquema de gobierno y esto es algo que el gobernador Gerardo Morales con su socio político, el vicegobernador, pretenden romper”, indicó.

Aclaró que la convocatoria a internas realizada por Haquim para el 9 de abril “es ilegítima porque él forma parte en Jujuy del Frente Cambiemos, el mismo espacio que tiene como principales figuras al gobernador de la provincia, Gerardo Morales, y al presidente de la Nación, Mauricio Macri. “El vicegobernador no tiene facultades para hacerlo porque existe una intervención resuelta por un órgano nacional del partido”, puntualizó.

Asimismo, se quejó de la postura especulativa del vicegobernador y consideró que “por su investidura debería ser respetuoso de la institucionalidad y de lo que diga la justicia a través de sus fallos, además de aceptar lo decidido por un órgano nacional del partido. Cuestionó a la vez que “cuando les conviene son respetuosos de las decisiones de la Justicia y cuando los fallos de esta no les gusta, la descalifican afirmando que es parcial y un Poder que no actúa con independencia”.

Más adelante, sostuvo que en la provincia y el país están sucediendo muchas cosas graves, y que el conflicto del PJ local mantiene distraída a una gran parte de la opinión pública. En tal sentido, dijo que “existe una maniobra orquestada por el gobernador Morales para que la situación partidaria no se resuelva y añadió que Haquim, su socio político, está ejecutando directivas del mandatario para que la normalización del justicialismo no llegue a buen puerto”.

Aseveró que “ni a Morales ni a Haquim ni a otros actores que promovieron la alianza Cambia Jujuy y que se fueron del partido, no les interesa la discusión ideológica ni la unidad del peronismo”. En igual sentido mencionó que es una anomalía que el PJ sea conducido por un dirigente –por Haquim- que se asoció a un radical que hoy gobierna la provincia y que defiende las políticas de ajuste y de extremo perjuicio para los ingresos de la clase trabajadora y los que menos tienen”.

También acotó que es una contradicción que quien se arroga desde la irregularidad la presidencia del partido sea oficialista y persiga a cientos de compañeros que no quieren alistarse en sus filas.

“No podemos aceptar que esa persona se autodefina presidente del partido, lugar al que llegó arrebatando cargos mediante un proceso eleccionario viciado de nulidad”, puntualizó.

Siguiendo con sus cuestionamientos hacia Haquim y compañía, comentó que su sector buscó en su momento el diálogo maduro y ponerle racionalidad a toda la situación anómala que se venía sucediendo, “pero hicieron caso omiso, siguieron adelante con sus ideas, pero cuando se designó al interventor y la jueza dejó firme la intervención, respondieron con otro llamado a elecciones”.

Por último, Hinojo reconoció que todo lo que está pasando le hace mal al justicialismo y advirtió que es una situación que favorece al gobierno de turno, del cual es parte Haquim, “porque se dejan de lado las discusiones política y sociales que son serias y relevantes para el país y la provincia, como la condonación de 70 mil millones de pesos de Macri hacia la empresa de su padre, los despidos que se vienen sucediendo en Jujuy, el cierre de Mina Pirquitas, la continuidad del Ingenio La Esperanza, los tarifazos en los servicios públicos, y la pobreza”.

Related Posts